ATG

Marca de homologación

¿QUÉ ES ATG?

La homologación técnica voluntaria (ATG) proporciona asesoramiento técnico, incluyendo una descripción y las características técnicas. Una ATG es una evaluación favorable de un producto de construcción específico de un fabricante específico y para una aplicación específica. Esta debe permitir al usuario comprobar la conformidad de los productos entregados en el lugar de las obras con la homologación existente. Las ATG se suministran para productos para los que no existen estándares de productos. Estos son principalmente sistemas, productos innovadores y productos que constan de múltiples componentes. En principio, una ATF se entrega en base a una guía de homologación. Esta guía es elaborada por expertos de la Unión Belga para Homologación Técnica en la Construcción (BUtgb, por sus siglas en neerlandés) y constituye una base de evaluación para los productos destinados a la construcción.
Además, generalmente se lleva a cabo una certificación, es decir, que, con una frecuencia establecida, una entidad certificadora encargada por la BUtgb realiza una supervisión externa sobre la conformidad de la producción con la homologación publicada. Dicha revisión o comprobación se describe en una convención que se elabora cuando se otorga la ATF. Este acuerdo detalla cómo el fabricante organiza su propio control de la producción y qué pruebas externas serán realizadas.

Volver a la vista general