Sellador de fugas

Preparación

Herramienta: Pistola de masilla, llave de radiador, llave macho hexagonal

Aplicación

Consumo: 1 cartucho por cada 100 litros de contenido de la instalación.
Preparación del producto: Cortar la boquilla del inyector suministrado al diámetro adecuado y enroscar este en la abertura de purga del radiador. Cortar con una cuchilla afilada la cabeza cónica de la parte superior del cartucho hasta la rosca. Enroscar el tapón azul del inyector lo más profundamente posible en el cartucho y colocar el cartucho en una pistola de masilla.
Modo de empleo: 1. Desconectar la instalación y dejarla enfriar.
2. Aislar un radiador del resto de la instalación cerrando el grifo del radiador y la válvula de regulación de pie. Si esto no es posible, el producto puede introducirse también por medio del tubo de llenado.
3. Retirar la varilla de purga.
4. Cortar el inyector al diámetro adecuado y enroscarlo en la rosca del purgador.
5. Retirar el film, enroscar el tapón en el cartucho y colocar este en la pistola de masilla.
6. Montar el inyector en el tapón.
7. Abrir el grifo del radiador o la válvula de regulación de pie, inyectar el contenido completo y cerrar el grifo o la válvula.
8. Liberar la presión del radiador apretando el gatillo de la pistola de masilla.
9. Retirar el inyector del radiador.
10. Montar la varilla de purga y abrir el grifo del radiador y la válvula de regulación de pie.
11. Conectar la instalación y poner en funcionamiento el sistema, teniendo en cuenta que esté abierto todo el sistema. Dependiendo del lugar y el carácter de la fuga, el sellado durará de 30 minutos a algunas horas.
Puntos de atención: Fácil de usar, ya que durante su empleo el sistema puede seguir funcionando normalmente. Mantener un paño o un cubo al alcance de la mano para recoger el agua que se derrame debido al exceso de presión al retirarse la varilla de purga. Sencillo y fácil de añadir a través del radiador o del grifo de llenado de la instalación. No ataca ni metales (tampoco el aluminio), ni materiales sintéticos ni otros materiales. Puede combinarse con todos los demás productos de tratamiento del agua de calefacción de Griffon. Un cartucho es suficiente para proteger una instalación de calefacción de tamaño medio (hasta un máximo de 10 radiadores = unos 100 litros). La sobredosificación no es problema.

Productos relacionados
Griffon utiliza cookies.

Cerrar
Click aquí para obtener más información.